Elon Musk declared a “general amnesty” on Twitter before las cuentas suspendedidas | Tecnologia

Elon Musk is still doing it on Twitter. Pese a sus promesas de que no cambiaría su política de moderación de contenidos hasta formar un consejo plural que le asesorase en la materia, ha decidido governar la red social a golpe de encuestas. La ultima le ha llevado a declarar una “general amnistía” que permitaria a cuentas suspendedidas por difundarion disinformación, mensajes racistas, machistas u homophobos volver a Twitter.

La pregunta que lanzó el magnate nacido en Pretoria (South Africa) era: “¿Debería Twitter ofrecer una amnistía general a las cuentas suspendedidas, siempre y cuando no hayan infringido la ley o realizado un spam atrocious?” Han voted 3.16 million Twitter accounts, less than 1% of users of the social network and less than 3% of Musk’s own followers, with a system in which there is also no filter against bots that desvirtúen el resultado.

Un 72.4% se ha mostroto de la “amnistía” y un 27.6%, en contra, según los resultados finales de la encuesta, cerrada este jueves. Musk said: “El pueblo ha hablado. The amnesty begins next week. Vox Populi, Vox Dei [la voz del pueblo es la voz de Dios, en latín]”.

The wording of the question is sufficiently generic to allow Musk to decide on some case-by-case exceptions, but in principle, he supposes to reopen the social account to all types of false news propagators, conspiracy theories, racist messages, machistas, homophobes and hate. siempre que no se hayan sobrepasado los límites legales.

Musk declared in contra de readmitir al teórico de la conspiración Alex Jones, condenado por defamación a indemnizaciones multimillonarias por sus bulos de que la matanza de Sandy Hook (26 deaths in a college in Newtown, Connecticut, in 2012) fue una farsa. Pero muchos otros difusores de noticias falsas y mensajes de odio porgan volver a la red.

Un bandazo tras otro

The richest man in the world has been giving bandages with the content moderation policy in the four weeks that he has owned Twitter. First he proclaimed the “absolutismo of the freedom of expression”. Los mensajes racistas y de odio se dispararon nada más hacerse él con el con el control, algo que ahora sugigue que fue una acción coordinada (“Tengo ganas de señalar con el dedo las 1,500 cuentas que han provocado el pico, pero me abstendré”, ha tweetado).

Musk prometíó a los anunciantes que Twitter no se convertiría en “un infierno” donde todo vale. También aseguró que crearía un consejo asesor plural antes de tomar ninguna decisioni de calado sobre el contenido. Anunció, de nuevo via social network, that “Twitter will form a content moderation council with very diverse points of view”. “Antes de que se reúna el consejo, no se tomarán decisiones importantes sobre los contenidos ni se restablecerán las cuentas”, he said then, even though he had missed his word.

In parallel, he launched the subscription system, Blue, which included the blue check mark for a change of 7.99 dollars per month, giving credibility to an avalanche of impostors’ accounts, which caused a certain chaos. en la ed. He retired the system and then announced that he would come back on November 29, but his last messages were broadcast on that date: “The relaunch of Blue Verificado has been delayed until there is a great confidence in the identity supplantation. Probably se utilizará una verificación de color diferente para las organização que para los individuos”, ha tweetado esta semana.

Más allá del patinazo del sistema de verificación, Musk ha ido dando otros bandazos. One day he proclaimed his strong compromise with the Twitter content moderation policy and another redefine it completely without waiting for the promised advice. His last formulation, algo confusa, es “libertad de expresión, pero no de difusión”. Según esa tesis, admiterá en la red mensajes racistas y de odio, pero les restará visibilidad, aunque mensaje a mensaje, sin suspender a usuarios que reincidan en ellos, un sistema que deja más preguntas que respuestas. También ha dado pasos unilaterales para readmitir a usuarios suspendidos, unas veces por decision personal y otras, como ahora, mediante un sondeo.

Musk resorted to a survey among network users before justifying the rehabilitation of Donald Trump’s account, which, however, the former president did not use. Trump has an agreement with an investment vehicle, Digital World, before merging with his own network, Truth Social, with which he has an exclusivity contract. Las actions de Digital World se han disparado en Bolsa después de que Trump haya anuncioado su candidación a las presidentiales de 2024. Además, la sociedad (un space, en el argot financiero, por las siglas en inglés de compañía con un propiso especial de acquisition) ha logrado que sus accionistas apprueben una prórroga de nueve meses para cerrar la operación, que hará de Trump su mayor accionista. Sin Trump, Truth Social perdería casi todo su valor.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra weekly newsletter.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *