‘Revista Ñ’, la resistencia en papel | Culture

El 4 de octubre de 2003, el diario argentino Clarín, el más leído de América Latina, puso en los kioskos el primer número de la magazine Ñ, un salto hacia la independencia de su traditional sección de Cultura y Nación. Este sábado 26 de noviembre de 2022, saldrá a la calle la edición 1.000. Estamos ante una epopeya. Cuando la prensa en papel discusse la retreata y la culture pelea por un espacio en internet, la Magazine Ñ apela a las armas de antaño: textos trabajados para un massivo publico que quiere estar al día en asuntos so variados como literature, cine, theater, música o plástica. La survivencia de Ñ dice mucho de los argentinos y su placer por la tinta y el papel. Ya casi no quedan revistas culturales en la region —Arcadia, por ejemplo, desapareció en 2020—, y si Ñ sigue ahí es por sus lectores.

El número 1,000 se prendista la semana pasada en Madrid, en el Festival de Cultura Eñe que se se celebró en el Instituto Cervantes. Fue una previa de lo que se verá este sábado en los showcases de Buenos Aires: a special edition of 160 páginas y lomo cuadrado con una selección de los autores y coberturas más representativeos de los ultimos 20 años. El listo es largo y variado: Richard Ford, César Aira, Tom Wolf, Beatriz Sarlo, Harold Bloom, Julio Le Parc, Samanta Schweblin, Fogwill, Enrique Vila-Matas o Mario Vargas Llosa, por elegir solo a algunos. Desde aquel primer número de 2003 ha pasado mucha agua bajo el puente, pero la impronta se mantiente. “Since the beginning, it was a comprehensive cultural magazine, con todas las expresiones culturales, no solo literarias”, says Ricardo Kirschbaum, general editor of Clarín. “La idea básica, que a veces logramos ya veces no, es que no sea un producto que excluya desde el commenso o sea demasiado hermético para un lector común que diga ‘esto no es para mí”, he explained.

Presentación del número 1,000 de la 'Revista Ñ' en el Festival Eñe de Madrid.  Participaron (de izq. a der.), el editor general de 'Clarín', Ricardo Kirschbaum;  la escritora Rosa Montero;  el escritor Martín Caparrós;  la editora general de 'Ñ' Matilde Sánchez, y el periodista Juan Cruz ./ Gentileza Diario Clarín
Presentación del número 1,000 de la ‘Revista Ñ’ en el Festival Eñe de Madrid. Participaron (de izq. a der.), el editor general de ‘Clarín’, Ricardo Kirschbaum; la escritora Rosa Montero; el escritor Martín Caparrós; la editora general de ‘Ñ’ Matilde Sánchez, y el periodista Juan Cruz ./ Gentileza Diario Clarín

But that’s it Ñ no es solo una literary magazine. “Lo que siempre buscamos fue tener como un barrido exhaustivo de todo el campo cultural”, says Matilde Sánchez, writer and director of the publication since 2014. “Ñ siempre contuvo entre sus páginas una brújula crítica, no solo informativa, de selección y curaduría de la mejor oferta de las artes visuales y las performáticas artes. Cine, classical music, rock and all the panorama of art exhibitions are there Magazine Ñ. The major number of pages are not dedicated to the narrative, but to the panorama of ideas,” he explained. La estrategia fue satisfier a un lector avido en ensayos, characteristica de una sociedad que está en estado permanente de autoanálisis.

Héctor Pavón, subdirector de Ñ, he says that the search for “voces autorizadas” reached its peak in the seventies, when the cultural magazines were the platform of the most heated discussions. “El ensayismo argentino tiene una larga tradición y esto motivó que los autores de literatura se incorporatedar a estos debates. Es normal que un poeta o un narrator escriba ensayos de cultura, política u otras questiones. Hay épocas donde hay poco debate, hay veces que es una olla en ebullición”, he says. Hoy, la olla está a punto de estallar. El argentino busca explicaciones a sus crisis perpetuas y es entonces cuando interpela esos nombres que, considera, tienen algo para decir.

Las portadas de Ñ han tenido algunos hitos importantes. On June 18, 2005, the magazine published a special edition to commemorate the 70th anniversary of Carlos Gardel’s death, which sold 120,000 copies, a record for a cultural publication. In 2012, Ñ dedicó un número al resurgir del grinder. Ocho años después, reflejó otro resurgimiento, el de las comidas locales como refugio durante el encierro por la pandemia la covid-19. En este número 1,000, la revista ofrece un amplio recorrido por muchas de esas estaciones de amplio espectro. Mientras tanto, mira hacia el futuro. La decision de Clarín es mantener vivo el formato papel y, sobre todo, confiar en la apuesta de los Argentinos por los culturales consumos. “La culture es un amíto en el cual todava la sociedad argentina se integra, a pesar del deterioro económico”, says Kirschbaum. “But that’s it Ñ está y survivre”.

Toda la culture que va contigo te espera aquí.

Subscribe

Babel

Las novedades literarias analyzed por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal

RECÍBELO

Subscribe before seguir leyendo

Lee sin límites

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *