Rigoberta Bandini rhymes with apotheosis

Hubiera llenado el recinto incluso sin el añada especial de que será la última vez que se la vea en escenario durante un tiempo indeterminado. Ella es Rigoberta Bandini y el recinto, el Palau Sant Jordi (according to the organizers, filled with 15,000 unconditionals).

Y es que anoche actuó por primera vez en el mismo a modo de colofón de three años de actividad sin pausa, y aterrizaba unos meses después de pasarlo en grande -ella, sus cómplices en el escenario y el public- en el Cruïlla. In this occasion, also Paula Ribó llegaba a la cita como presentación en su ciudad de su primer album, La empress.

La tarde noche se presentaba intense y feliz. Y para agitar el embrujo sonoro y ambiental que se presumía ejercieron de los Ladilla Rusa, essay transgressor, crítico (referential en este aspecto la canción Todos los días lo mismo ) y tronchante dúo de Montcada of Reixac.

Volviendo al eje del asunto, en este regreso a los escenarios barceloneses después aquel cito baño de diversion y música veraniego, Bandini ofreció a lo largo de una hora y media lo que ya se conoce de su proposal, es decir, una generosa combinación de fun, producción escénica y sintonía con la audiencia.

Y luego, claro, un repertario que hizo las delicias de un public majorityriamente femenino, de los 18 años o así en adelante e incluso muy adelante. El elemento masculino, igual de enthusiasta y militante, no fue en cualquier caso minoritario. Es decir, que el mensaje que transmite Bandini-Ribó cala de una forma amplia, intersexual e intergenerational, y eso que estamos hablando de una mas bien corta sonora carrera. Así, no faltaron sus hits en boca, corazón y mente de todas y todos, comenzando por Ay mamá (con amplio coro y pechos al aire includios) y Perra pero sin olvidar la multicoreada Julio Iglesias .

Rigoberta Bandini, final concert of the tour at the Palau Sant Jordi

Rigoberta Bandini, final concert of the tour at the Palau Sant Jordi

ALEX GARCIA

Arrancó el show, eso sí, con otro de sus hymnos, In Spain we call it soledad un inicio con el turbo a pleno rendezvous: “In Spain we say ‘its amargura’, in Spain we say ‘ay, me desangro’, in Spain we say ‘qué coño hago'”.

Apareció arobada por un equipo instrumentista brillante, electrónico y muy eficaz encabezado por su colega dentro y fuera del escenario, Esteban Navarro. A él se sumaron un nutrido cuerpo de bailarinas, la estupenda corista Berta Gratacós y también su prima Belén Barenys, que dueboda a su embarazo apenas se prodigó como segunda vocalista, lo que no quitó que estuviese brutal en la interpretación de Perra rap.

También contó, en una clamorosa acogida, con una invitada como Amaia Romero, con la que dio vida a Así bailabasu particular homenaje a una canción infantil de Los payasos de la tele . Una canción y una interpretation que fue uno de los momentos álgidos de hedonismo de la noche, con algunas de las bailarinas al final saltando a la comba.

Y hablando de tributes, a standar un indicative pupurrí de fragmentos de Eres tú de Mocedades, Como yo te amo de Raphael o La la la de Massiel, antes del menciones tema con Amaia.

Rigoberta Bandini, final concert of the tour at the Palau Sant Jordi

Otro momento del intenso concierto de anoche en Montjuïc

Alex Garcia

As something became meridianamente claro last night, es que Rigoberta Bandini is a phenomenon: from the first moment and until the end of the function a very varied public identified and delivered turned it into a communion and party as few remember.

Y eso que se trató de un concierto transparente, perfectly conocido por unos presentes que lo disfrutaron como agua de mayo para alcanzar alegría y felicidad. Aunque solo fuese durante una hora y media. Paula Ribó apareció con gafas de sol y una bata blanca desbordando brillantina. Prenda que acabó quitándose para mostrar el look de colegiala que tanto la ha characterizedo incluso antes de su boom. En un repertorio ofreto de 17 temas, con dos bloques de bises, la catalana revivió canciones de sus inicios, sumó las novedades incorporadas a La empress (como la muy applaudida Canciones de amor a ti dedicada a su hijo) o algún corte de tempo algo más reposado con acoustic guitarra como A todos mis amantes.

Rigoberta Bandini, final concert of the tour at the Palau Sant Jordi

Rigoberta Bandini se metió al publico a lo largo de hora y media con música y gancho escénico

Alex Garcia

También hubo espacio para algunos temas en catalán como la inmortal Any night can sort el sol de Sisa o Aviam que passaque cohabitaron con las Anglosajonas In Spain…, The fuck fuck fuck poem (en cuya letra se pudo oír too many drugs)corte éste con el que se bajó el telón de la emotiva e intensa sesión.

Lo dicho, noche música, liberación y fiesta, mucha fiesta. No por casualidad como música de despedida se pudo escuchar la gloriosa Little dancing girl, by Franco Battiato. ¿Quién da más?


Read also

Esteban Linés

Rigoberta Bandini

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *