Rijksmuseum: La grand retrospectiva de Vermeer in Amsterdam revives the controversy over the authorship of ‘Muchacha con flauta’ | Culture

The Rijksmuseum of Amsterdam will open next February 10 the major retrospective of its history dedicated to Johannes Vermeer (1632-1675), one of the great Dutch painters of the Golden Age. It is one of the artistic events of this season in Europe, but the great exhibition also put the authorship of one of the 28 pieces that will be exhibited in the spotlight. Se trata de la tabla Muchacha con flute, considerada auténtica por el museo holandés, mientras que, por extraño que parezca, la National Gallery of Art de Washington, dueña de la obra, no lo cree así. El pasado octubre apuntó que era obra de un membro del taller de Vermeer.

El recuento de la work del artista holandés considera suyas 37 obras y el empeño puesto por el Rijksmuseum en la retrospectiva es enorme. Prueba de ello es que hay varios internaionale loans y que la institución ha organized una ambiciosa gira para anunciarla. Con escalas en Londres, Nueva York, Berlin, Paris y Milan, este viernes la cita es en el Museo del Prado de Madrid. Before the trip, the experts from the Dutch center emphasized to EL PAÍS “the excellent relationship with its counterparts in the United States, despite their differences in the authorship of Muchacha con flute. La pintura es un throne, es decir, un estudio pensado para experimentar y para mostrar a los clientes la habilidad del pintor, y presenta a una joven que mira al espectador. Lleva el instrumento de viento en la mano, un sombrero de aire oriental, pendientes de perlas y una chaqueta azul con puños y pechera blancos. Es distinto a otros cuadros del artista por la luz, que suele entrar por la izquierda, lo hace aquí por la derecha —también lo hizo en la tabla Muchacha con sombrero rojo— y el estilo del adorno de la cabeza resulta curioso. “Sin embargo, nosotros pensamos que es un.” vermeer y no hay pruebas documentales de la existence de pupilos o de un taller. Tampoco de que collaborase con otro artista. De modo que presenteramos nuestra opinion, y la de nuestros colegas, en el catálogo de la exhibition”, says Gregor Weber, head of the Department of Fine Arts of the Rijksmuseum, in a telephone conversation.

The National Gallery of American Art considera, por el contrario, que la calidad de Muchacha con flute es inferior a la de Vermeer, y le falta expertise or experience in the use of pigments and application of light. Sus portavoces indican, por correo electrónico, que su comprehensión de la obra del artista está en periodo de evolución y mantiten la tesis que anunciaron en octubre. “La authoría de la work ha cambiado, y hemos pasado de poner ‘Atribuida a Johannes Vermeer’ a decir ‘Estudio de Johannes Vermeer’.” The decision has sido el resultado de años de examen, diálogo y reflection en el seno de un equipo formeda por algunos de los experts más importantes en la materia”, says the message. Se ajeda que antes incluso de catalogar la obra “como ‘atribuida a Vermeer’ apareció como proventient del ‘círculo de Vermeer”. “De hecho, la pintura no se ha presentado como si fuese solo suya desde que fue acquiridad por primera vez en 1942”, concluye la nota.

En estos meses previos a la muestra, the Rijksmuseum ha studied fondo sus obras de Vermeer: La lechera, La callejuela, Mujer leyendo una carta y La carta de love. Before signaling and marking the pigments, advanced imaging techniques were applied, including X-ray macrofluorescence scanning (MA-XRF) and reflectance imaging spectroscopy (RIS). La investigación abarcó las telas View of Delft y Diana y sus ninfas, de la galería Mauritshuis, de La Haya. They have also been able to analyze two pictures from the Frick collection and another from the Leiden collection, both from New York. Trabajos previos sobre La joven de la perla ya se publicaron entre 2019 y 2020. Vermeer tenía una suerte de mecenas que compró 21 de sus cuadros, y en el Rijksmuseum creen que tanto Muchacha con flute how Muchacha con sombrero rojo y La joven de la perla misma figuraban en una subasta llevada a cabo en 1696. En el inventario había tres estudios de cabezas con ropajes antiguos, “y uno era más caro, porque debía ser más grande, como La joven de la perla“. “Pensamos que los otros dos menciones eran los the throne de Washington”, explained Weber.

'La joven de la perla', de Vermeer, conserved in the Mauritshuis de La Haya (Países Bajos).
‘La joven de la perla’, de Vermeer, conserved in the Mauritshuis de La Haya (Países Bajos).MAURITIUS

Aunque la peripecia de Muchacha con flute acapara la attention, la profunda investigation de sus cuadros marca todavía más la diferencia entre del painter de Delft —his native city, de la que apenas salió— y sus contemporáneos. Él creaba una atmosfera que atrae al espectador, algo que no consiguen otros de sus colleagues equally gifted. “Con los pigmentos, Vermeer era un artista del siglo XVII como los demás. The difference lies in the use, the way of superimposing capas de pintura and the combination of colors. The study of each painting provides a new perception on how to achieve the desired pictorial effect”, explained Anna Krekeler, conservator of paintings at the Rijksmuseum. No se han encontrato dibujos previos a la composición de los cuadros, “y teniendo en cuenta que hacía muchos cambios a medida que avanzaba, podemos ver cómo desarrollaba su composizione directamente sobre el lienzo”, added. According to Weber, the artist “creates the illusion of que estás dentro de ese mundo, como si abriera una ventana hacia sí mismo”. Attributue esa maestría “hasta imaginar una perla del tamaño de la lucida por su joven y anónima modelo”. Y si Rembrandt le parece el pintor del alma, “Vermeer lo es de la luz”.

El tono de la piel es otra de las señas de identidad de Vermeer and both experts coincide in recalcar el manejo del pigmento verde tierra para las sombras de sus trabajos tardíos. No era nuevo, porque los artistas italianos ya lo hacián en el siglo XIV, “pero es el único pintor holandés de su época que lo applica”, points out Krekeler. “Es para imitar la carnación [color de carne blanca]. Al aplicar el verde al rostro, tienes la sensación de que la persona está en la luz”, Gregor points out.

A pesar de la amplitud de los estudios actuales, se sabe poco de la vida privada del artista. There is evidence that he had 15 children with his wife, Catalina Bolnes, a member of a wealthy Catholic family, and that he was twice at the front of the painters’ guild in Delft. Era también marchante de arte y alquilaba una taberna, pero de su intimidad queda solo un documento de su viuda. Pedía que le condonar las deudas que dejó su marido, y decía que la desolación al no poder ganar dinero para su familia en tiempos difículos contributió a su muerte.

Toda la culture que va contigo te espera aquí.

Subscribe

Babel

Las novedades literarias analyzed por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal

RECÍBELO

Subscribe before seguir leyendo

Lee sin límites

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *