The forgotten author of the last portrait of Manuel Azaña

There was little that the war was over y que se había empezado a quitar el morado de las banderas. Manuel Azaña, the last president of the Second Republic, crossed the border in February 1939, a dos meses de la derrota definitiva. Amenazado por muchos, odiado por los suyos y por aquellos que le dieron la espalda en el último momento, se había quedado solo. Cipriano Rivas Cherif, su cuñado y hombre de confianza, ya había sido arrested por la Gestapo para satisfacción de Franco, y el ex president se había quedado aislado, con la salvedad de la compañía de su esposa Dolores. The Spanish ambassador José Félix de Lequerica and the brother-in-law of Franco, Ramón Serrano Suñer, wanted the old republican to be detained before the Spanish court. Su sentencia ya estaba dictated desde hacía tiempo.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *